Procesión de San Lamberto

Procesión de San Lamberto

El calendario manda que el último fin de semana de Agosto sean las fiestas del barrio, y cómo no, están dedicadas a su patrón, San Lamberto. La Cofradía se pone sus mejores galas, de manga corta, claro está, que estamos en verano, para celebrar los cultos en honor al Santo.

El sábado víspera tiene lugar una misa en la que se recuerda la memoria de todos los difuntos de la Cofradía. Al día siguiente, por la mañana, se celebra una Eucaristía, seguida de la procesión donde se rinde culto a la imagen del Santo. La pequeña peana se adorna con albahaca, traída expresamente de los campos de alrededor, y se reparte entre todos los presentes.

En nuestra Cofradía, todavía existe la tradición de los "mayordomos", personas que se encargan de preparar los cultos del patrón, pagan los ornamentos y portan la peana a hombros durante la procesión. Estas personas se eligen siguiendo el listado de admisión a la Cofradía, siendo cuatro hombre y dos mujeres los que tienen la voluntad de seguir conservando esta costumbre que se da en pocas localidades.