Parroquia y barrio

La Cofradía está integrada perfectamente en la Parroquia de San Lamberto. Además de organizar los cultos al Santo, y los complementarios a la Semana Santa, también está involucrada en el Consejo Parroquial. Varios de los miembros de la Cofradía están vinculados con otros grupos parroquiales, de canto, formación, catequesis y obra social. Todo ello ha servido para integrar a muchos más miembros, y que estos sean el nuevo semillero de la Cofradía. Recíprocamente, los fines sociales se complementan entre los grupos y la Cofradía, y se amplía su capacidad así como su actividad.

 

En los últimos años se han realizado actividades de colaboración con ONG, recogida de medicamentos, víveres y alimentos, catequesis de comunión para los niños, se han activado campañas de apadrinamiento, y se ha colaborado económicamente con la parroquia.

 

Somos conscientes del progresivo crecimiento que está teniendo el distrito de Miralbueno, que sigue considerándose como barrio. La Cofradía quiere ser referencia y consideramos que la nueva formación, como cofradía penitencial, dentro de la Semana Santa Zaragozana, va a ser un exponente de la imagen del barrio. Queremos que siga considerándose como la Cofradía de Miralbueno, y hemos de potenciar toda nuestra influencia en sus actos y tradiciones.

 

Hasta ahora, la Cofradía ha estado presente en muchos de los actos, colaborando con la Junta de Distrito, la Comisión de Fiestas y las Asociaciones Vecinales. Se realizan invitando no sólo a nuestros Hermanos, sino al conjunto del barrio. Se han organizado actos para los mayores, con el Club de la Tercera Edad, con las Residencias, e incluso se han hecho demostraciones a los más pequeños en el Colegio e Instituto.